IDIOMA

52 Viviendas junto a la autopista

Autores

Nacho Ruiz Allen, José Antonio Ruiz Esquiroz

Colaboradores

Angel Remacha Ruiz (aparejador), Ingeniería Lauquiegui (estructura), Incoa ingenieros (instalaciones)

Cliente

Maestroarena, proyectos y promociones

Ubicación

Noaín, Navarra

Año(s)

2004-2007

Fotografías

Miguel de Guzmán, RAAL

Premios

Obra Seleccionada (2009) – X Bienal Española de Arquitectura


52 VIVIENDAS JUNTO A LA AUTOPISTA

El proyecto se sitúa en las afueras de Pamplona, aunque bien podría encontrarse en las inmediaciones de cualquier autopista. En este caso, desde las viviendas se disfruta de la visión del nudo que comunica Pamplona con Zaragoza, Barcelona y Madrid, hacia el norte, y Jaca y el Pirineo hacia el Este.

La forma del volumen a edificar, alineaciones y alturas, viene dada por un plan urbanístico que pretende mostrar una nueva fachada a la autopista ocultando las ‘traseras’ de los bloques de viviendas que volcaban hacia la carretera N-121, antigua espina dorsal de Navarra. Partimos de un edificio entre medianeras de planta curva, con una profundidad de 15 metros y una altura de seis plantas. El edificio nace con vocación de pantalla de contención que limita por un lado lo infraestructural, marcado por la velocidad, la eficiencia y el lenguaje genérico, y por el otro lo urbano, caracterizado por lo doméstico, lo cotidiano y lo específico. Esta dualidad se resuelve hacia la autopista con una fachada compacta, horizontal y ligera, materializada con chapa de acero y contraventanas rojas reflectantes, mientras que hacia el espacio interior se resuelve con otra íntima y fragmentada, contruida con paneles de fibrocemento.

El planteamiento de las viviendas cuestiona la homogeneidad de las soluciones que el mercado ofrece, pensando exclusivamente en un solo tipo de familia universal. Como alternativa, se proponen diez tipos distintos de viviendas que se adaptan a las necesidades de la demanda actual: familias de uno o varios hijos, parejas sin hijos, profesionales liberales con necesidad de un espacio para su trabajo, solteros, estudiantes, jubilados, etc. Los distintos tipos se ‘maclan’ en torno a tres distribuidores centrales situados en las plantas 1, 3 y 5, obteniéndose de este modo, viviendas de uno a cuatro dormitorios y de superficie variable entre 40 y 160 m2. El resultado es un ensamblaje de viviendas de una y dos plantas que remite a La ‘Unité d´habitation’ de Le Corbusier. Las últimas dos plantas cuentan además con patios que introducen luz natural en viviendas y distribuidores

Los huecos y materiales de las fachadas explicitan la dualidad de carácter entre la autopista y la trama residencial. En lugar de transcribir la complejidad tipológica interior se opta por disimularla, refractando el exterior, sin llegar a la mímesis o al simulacro. Un exterior que, por otro lado, nos atrae precisamente por su carácter genérico y vulgar.